domingo, 31 de julio de 2011

Muerte



En uno de mis numerosos sueños surrealistas se me presenta esta personal versión de la muerte. Una especie de rinoceronte humanizado, de piel amarillenta y con las cuencas de los ojos vacias.
Su misión, arrancar con sus poderosos brazos el alma de los cuerpos sin vida y arrastrarlos con él a la oscuridad eterna.

2 comentarios:

  1. Muy bueno, sobre todo la textura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Se sale, me gusta tanto el tema como el renderizado en si. Muy bueno tio

    ResponderEliminar